viernes, 9 de enero de 2015

Masa de Brioche

He disfrutado mucho haciendo esta masa. Resulta un poco costoso  integrar todos los ingredientes, pero cuando se consigue, da una satisfacción enorme ver el resultado, y naturalmente, más aún cuando se hornean y se prueban los brioches... ¡Cómo gustan en casa!. 
La masa la haremos un día antes de hornear los Brioches. Una vez terminada la podemos dejar tranquilamente en la nevera hasta que la queramos utilizar. De esa forma resulta muy cómodo para tener Brioches recién hechos. 
De momento en el blog teneis recetas hechas con esta masa, como la Flor de Brioche rellena, o los Panes de Brioche rellenos, buenísimas las dos. 
No dudeis probar a hacerla, ¡vale la pena, y es más fácil de lo que parece!.
Antes de hacerla he leído bastante sobre esta masa y ratifico la teoría del auténtico Brioche. En el Siglo XV aparece la palabra Brioche en Francia, aunque parece ser que se le dió este nombre a una receta de la tradicinal y originaria de Normandía. 
Para mí la mayor dificultad está en el detalle de añadir la mantequilla, cuando la masa se ha hecho con el resto de ingredientes. La masa rechaza literalmente la mantequilla, pero con un amasado enérgico termina por aceptarla, y ese precisamente, es el detalle que marca la diferencia entre una Masa de Brioche auténtico, y una masa que realmente no es de Brioche. El resultado tras el horneado no es el mismo, aunque lo llamen igual y tenga la misma apariencia ¡Seguro que también está bueno, pero según la tradición no es el auténtico Brioche!


Ingredientes:
  • 500 gr. Harina de fuerza
  • 12 gr. Sal fina
  • 50 gr. Azúcar
  • 3 Huevos grandes
  • 100 cc Agua
  • 25 gr. Levadura fresca de panadero
  • 130 gr. Mantequilla sin sal
Modo de Hacerlo:


  1. Primero sacaremos la Mantequilla y los Huevos de la nevera para que estén a temperatura ambiente.
  2. Ponemos la Harina en un cuenco grande.
  3. Añadimos la Sal y mezclamos con una cuchara.
  4. Añadimos el Azúcar y mezclamos
  5. Incorporamos los Huevos batidos y el Agua a temperatura ambiente.
  6. Mezclamos bien con la cuchara y cuando la veamos manejable, seguimos amasando con las manos.
  7. Amasamos unos 15 minutos haciendo el estirado y el plegado, hasta conseguir una masa fina.
  8. Dejamos la masa en reposo unos 20 minutos, bien tapada.
  9. Mientras, trabajamos la mantequilla triturándola bién para dejarla efecto pomada.
  10. Al pasar los 20 minutos del reposo, añadimos a la masa la levadura bien disuelta en unos 10 cc agua tibia y amasamos unos 10 o 15 minutos más para que se integre bien en la masa.
  11. Por último le incorporamos la Mantequilla que tenemos en
    pomada, y no dejamos de amasar hasta que esté perfectamente integrada, lo que nos costará de 20 a 30 minutos de amasado enérgico para que la masa acepte la mantequilla.
  12. Tenemos que conseguir una bola de masa totalmente elástica, que al estirarla no se rompa.
  13. Colocamos la bola de masa en un bol tapado con film transparente en la nevera, durante 8 ó 10 horas, pero si nos interesara, también podríamos dejarla hasta dos días en la nevera.
  14. De todas formas a las 5 ó 6 horas de dejarla la masa en la nevera, es conveniente sacar la masa y presionarla con
    los dedos para quitarle el gas. Así evitaremos que se acidifique demasiado.
  15. Volvemos a formar una bola que tapamos y volvemos a dejarla en la nevera. 
  16. ¡¡¡Nuestra masa estará así lista para cuando la vayamos a utilizar!!!.
  17. Al día siguiente cuando queramos hornear unos ricos Brioches, veremos que la masa ha crecido considerablemente, aun estando en la nevera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te gusta alguna receta, te animo a que la cocines. Aunque no seas un "cocinillas" siguiendo los pasos y viendo las fotos y vídeos, te resultará muy sencillo. Ya me dirás que te ha parecido ¡espero tus comentarios!
Loles Cf