jueves, 2 de abril de 2015

Caldo de Pescado

Este caldo es uno de los básicos para tener siempre en el congelador. Es la base para cocinar muchos platos: una buena Paella de Marisco, una Fideguá, un Arròs del Senyoret, etc., y también para sopas, y guisos de pescado como el All i Pebre y otros muchos. 
 Cuando mi padre hacía sus Paellas de Marisco, o las Fideguas, a leña para 15-20 personas y a veces, más,  mi madre le tenía preparado un buen Caldo de Pescado. Además de huesos de emperador y rape, le ponía "Morralla de Playa" y Galeras, que le daban un sabor más intenso a los arroces. 
Para tanta gente como éramos, y para que saliera bueno, recuerdo el tiempo que pasábamos el día de antes limpiando y preparando ese montón de pescaditos para hacer litros de caldo..., y ¡luego sacar las mollitas!!!... la verdad valía la pena, estaba riquísimo..., pero de esta forma también lo está y es más rápido enjuagar estos trozos de pescado, huesos y espinas :-) y más fácil de encontrar en las pescaderías también.


En esta ocasión puse estos Ingredientes (Caldo para 6-8 platos):
  • 1 kg. de tacos de Emperador (huesos y molla)
  • 1 kg. Huesos de Rape
  • 1 Cabeza de Merluza y la espina entera.
  • 1 Cebolla grande
  • 3 Hojas de Laurel
  • 3 litros de Agua
  • Sal

Modo de Hacerlo:
  1. En una cazuela grande ponemos todos los ingredientes con el agua y un poco de sal.
  2. Llevamos a ebullición a fuego fuerte.
  3. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego al mínimo y tapamos la cazuela.
  4. Cocemos 15 minutos y apagamos el fuego.
  5. Quitamos la espuma que se ha hecho, con la epumadera.
  6. Sacamos del caldo todos los huesos y espinas y ponemos en una fuente amplia para que se enfríe.
  7. Separamos las mollas de las espinas.
  8. Volvemos a incorporar al caldo todos los huesos, espinas y pieles del emperador, encendemos el fuego y llevamos de nuevo a ebullición.
  9. Tapamos de nuevo, bajamos el fuego al mínimo y seguimos cociendo 30 minutos más.
  10. Cuando los trocitos de pescado estén fríos los guardamos en la nevera, o los congelamos, dependiendo de cuando los necesitemos.
  11. Pasados los 30 minutos lo tendremos ya en su punto.
  12. Cuando esté tibio lo colamos con un colador fino y ya lo tenemos a punto para ser utilizado, o bien, lo congelamos para tenerlo en cualquier momento que lo necesitemos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te gusta alguna receta, te animo a que la cocines. Aunque no seas un "cocinillas" siguiendo los pasos y viendo las fotos y vídeos, te resultará muy sencillo. Ya me dirás que te ha parecido ¡espero tus comentarios!
Loles Cf